28108 Alcobendas (Madrid)
(+34) 910 564 396
info@sgse.eu

¿Qué es el control de acceso y por qué es fundamental?

A nivel muy básico, el control de acceso es una forma de controlar quién entra a un lugar y cuándo lo hace. La persona que entra puede ser un empleado, un contratista o un visitante, y puede hacerlo a pie, en coche o en otro medio de transporte. La ubicación a la que accede puede ser un centro, un edificio, una sala o un armario, por ejemplo.

Solemos llamarlo control de acceso físico para diferenciarlo del control de acceso que evita que las personas entren en espacios virtuales; por ejemplo, cuando inician sesión en una red informática. A pesar de que uno de sus principales usos es mejorar la seguridad, un sistema de control de acceso físico puede ofrecer otras muchas ventajas. Incluida la mayor eficacia de los procesos empresariales y la gestión del centro o del edificio.

¿Qué es un sistema de control de acceso?

Cuando hablamos de sistema de control de acceso físico nos referimos a un sistema de seguridad electrónico. Normalmente utilizan un identificador (por ejemplo, una tarjeta de acceso) para autorizar a las personas a entrar en determinadas áreas. Y, puesto que registran quién ha accedido dónde y cuándo, ofrecen datos valiosos que ayudan a hacer un seguimiento del uso que reciben los centros y los edificios.

¿Por qué usar un sistema de control de acceso en lugar de llaves?

Las llaves mecánicas son la forma más sencilla de controlar el acceso físico y el método que utilizan muchas organizaciones pequeñas. No obstante, incluso en las pequeñas empresas el uso de llaves mecánicas tiene muchos defectos y limitaciones, sobre todo cuando la organización crece. A continuación, se presentan algunos de los problemas derivados de usar llaves.

Las personas pierden las llaves
Si alguien pierde una llave, tendrás que sustituir la cerradura para asegurarte de que la llave perdida no se utilice de manera inadecuada. Después tendrás que dar llaves nuevas a todas las personas que necesiten abrir esa puerta.

Las llaves no dejan un seguimiento de auditoría
No puedes saber si una persona ha usado una llave para abrir una puerta ni cuándo lo ha hecho, por lo que no sabes quién ha entrado ni a qué hora.

Las llaves son difíciles de gestionar
Si alguien necesita acceder a varios edificios y salas, necesitará muchas llaves, que son incómodas de transportar y usar. Es difícil recordar qué llave abre qué puerta, y etiquetarlas supone un riesgo para la seguridad.

Aumento del control y de la seguridad

Con el uso de un sistema de control de acceso electrónico se pueden evitar los inconvenientes de usar llaves mecánicas y se consigue mucho más control.

Gestionará:

Quién tiene acceso
Quizás solo quieras permitir el acceso automático a los empleados. Pero te gustaría que se informase de la llegada de los visitantes y los contratistas en recepción.

A qué puertas tienen acceso
Quizás solo quieras que determinadas personas tengan acceso a ciertas zonas. Por ejemplo, quizás quieras que solo los técnicos puedan entran en los laboratorios.

A qué horas tienen acceso
Quizás los contratistas y los empleados más jóvenes solo puedan acceder durante su turno estándar, mientras que los empleados más veteranos puedan entrar al edificio a cualquier hora.

En qué condiciones pueden acceder
Puedes configurar el sistema para que los contratistas solo puedan acceder si han presentado su certificación.

Lo que te da todavía más control es que un buen sistema de control de acceso te permite definir estos parámetros individualmente para cada persona. Además, podrás actualizarlos de manera rápida y sencilla siempre que lo necesites.

Te mostrará también quién ha accedido dónde y cuándo; de este modo, en caso de incidente, será más fácil determinar quién puede haberse visto implicado.

Múltiples identificadores para las soluciones de control de acceso

Las tarjetas de acceso siguen siendo los identificadores que se utilizan con más frecuencia en los sistemas de control de acceso. Presentas la tarjeta a un lector y, si se cumplen todas las condiciones almacenadas en el sistema, podrás entrar.

No obstante, hay otras alternativas a las tarjetas y algunas ofrecen mayores niveles de seguridad.

Los principales métodos de identificación son:

Algo que tienes: por ejemplo, una credencial o tarjeta de acceso, o cualquier otra etiqueta identificativa.

Algo que sabes: por ejemplo, un código PIN o contraseña.

Algo que eres: identificadores biométricos como tu huella dactilar o el iris.

Cada método de identificación tiene sus pros y sus contras, por lo que el método que elijas dependerá de la situación. Puedes elegir un método para las puertas exteriores, por ejemplo, y otro para las interiores.

También puedes combinar dos métodos de identificación para aumentar los estándares de seguridad. A esto se le llama verificación. Puedes utilizar el primer método para identificarte y el segundo para verificar que realmente eres tú. De este modo, para entrar a una sala con bienes valiosos, quizás pidas a los usuarios que utilicen su tarjeta de acceso para identificarse y que indiquen después un PIN o presenten su huella dactilar para verificar que realmente son quien dicen ser.

Mejora la eficiencia con la integración

En lo que se refiere a decidir quién tiene acceso a qué lugar, suelen verse implicados varios departamentos. Pueden que los departamentos de RR. HH., administración de instalaciones, TI y seguridad participen de la decisión. A menudo, estos departamentos tienen sus propios sistemas que funcionan de manera independiente. Pero esto no es eficaz y puede conducir a errores que presenten riesgos significativos para la seguridad.

Para una eficacia y seguridad óptimas, todos los sistemas deben estar relacionados. Es posible que un sistema de control de acceso que puede integrarse con otros sistemas sea capaz de vincularlos a todos.

Un sistema de control de acceso online

AEOS, desarrollado por Nedap, fue el primer sistema de control de acceso basado en software del mundo. Se opera a través de un panel basado en la web, por lo que podrás iniciar sesión desde cualquier lugar del mundo para controlar y supervisar el acceso. Para añadir más funcionalidades a tu sistema, basta con seleccionar más opciones del software de control de acceso.

Puesto que AEOS se basa en estándares abiertos, se integra con múltiples tecnologías, incluidos lectores biométricos y supervisión de vídeo. Además, tiene flexibilidad para escalarse fácilmente, por lo que podrás crear y aumentar el sistema de control de acceso adecuado para ti.

Seguridad integral para AEOS

Recientemente hemos introducido la seguridad integral para AEOS para protegerlo de las amenazas de los ciberataques. Combina los últimos principios informáticos de cifrado y autenticación sólida para conseguir una comunicación segura entre todos los elementos del sistema. Sin este tipo de protección, un sistema de control de acceso puede convertirse en el eslabón más débil de la red y permitir a las personas conseguir el acceso a activos valiosos como datos de la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *